Una vez se toma la decisión de seguir adelante (después de haber llevado a cabo el estudio de viabilidad), el proyecto comienza su andadura y, tras acordarse la realización de un plan maestro de la planta (SMP), se efectúa un diseño conceptual que no es otra cosa que un estudio preliminar en el cual se definen los requisitos iniciales en cuanto a los espacios, las instalaciones, los equipos de proceso y los sistemas auxiliares necesarios; todo esto de conformidad con los principales requisitos de las GMP así como con otras normas nacionales e internacionales.

Los principales objetivos del diseño conceptual son los siguientes:

  • Definir el tamaño y la capacidad de la instalación
  • Desarrollar el programa de producción a partir de las previsiones de ventas
  • Identificar los equipos más importantes que se requerirán y su tamaño
  • Obtener el presupuesto de inversión estimado

El diseño conceptual es clave para el desarrollo de un diseño totalmente conforme con las directrices GMP internacionales que tiene en cuenta procesos, tecnologías y equipos y los adapta al espacio del que se dispone.

Sin un diseño conceptual adecuado, es posible que haya que introducir muchos cambios más adelante en la instalación, que pueden no haberse estudiado en profundidad al comienzo como posibles opciones.

Servicios de valor añadido

Trabajamos en estrecha colaboración con nuestros clientes y les prestamos asistencia a lo largo de todo el ciclo de vida de sus instalaciones y equipos para garantizar el éxito duradero de su empresa.

Más información

Plan maestro de la planta (SMP)

Estudios de viabilidad

Servicios de calidad

¿Más información?
X