Sistemas de vacío

La ingeniería de vacío se ocupa de los procesos tecnológicos y equipos que utilizan vacío para lograr mejores resultados que los que se ejecutan bajo presión atmosférica. Técnicas y equipos varían mucho dependiendo del nivel de vacío utilizado.

La presión ligeramente reducida de la presión atmosférica se puede utilizar para controlar el flujo de aire en los sistemas de ventilación o en los sistemas de manipulación de materiales. El vacío de baja presión se puede utilizar en la evaporación al vacío para el procesamiento de alimentos sin un calentamiento excesivo. Grados de vacío más elevados se utilizan para la desgasificación y la metalurgia al vacío. El llamado “ultra alto” vacío es necesario para el procesado de ciertos semiconductores; los vacíos “más duros”, es decir, aquellos con una presión más baja se producen para experimentos en física, donde incluso unos pocos átomos de aire extraviados interferirían con el experimento en curso.

El aparato utilizado varía con la disminución de la presión. Los sopladores dan paso a varios tipos de bombas recíprocas y rotativas. Para algunas aplicaciones importantes, un eyector de vapor puede evacuar rápidamente un recipiente de proceso grande a un vacío irregular, suficiente para algunos procesos o como un proceso preliminar para alcanzar posteriormente un proceso de bombeo más completo.

Las bombas actúan también como “compresores” ya que recogen los gases raros en el recipiente de vacío y los empujan a una zona de presión mucho más alta, menor volumen. En algunas aplicaciones, un elemento químico se utiliza para combinar con el aire restante en un compartimento después del bombeo.

MKS Instruments

GECIL Process

AGRAMKOW

X